Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web acepta el uso de cookies; puede obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de cookies

Muletas diseñadas para evitar el dolor creadas en España

Un ingeniero español ha creado unas muletas que no provocan dolor en las manos y los brazos, y espera financiarlas usando el crowdfunding.

Si alguna vez has usado muletas, probablemente la parte del cuerpo que más te duele cuando te dan el alta no son los pies, sino los brazos; es comprensible, teniendo en cuenta que el ser humano actual no puede andar apoyándose en los brazos como hacían nuestros ancestros.

Así que estamos obligando a los brazos, muñecas y manos que soporten una carga para la que no están preparados. Pero, ¿se puede hacer algo al respecto? Si nos fijamos en el diseño de las muletas que nos encontramos en cualquier hospital, nos daremos cuenta de que no han evolucionado mucho en varias generaciones.

Las muletas, una herramienta que no ha cambiado

Teniendo en cuenta que sólo en España viven 1,7 millones de discapacitados que se ven obligados a desplazarse, y la cantidad de personas que a diario sufren algún accidente que les deja sin el uso de una pierna, debería ser una prioridad encontrar un método que no nos destroce los brazos completamente.

Muletas diseñadas para evitar el dolor creadas en España

Ahora llega Kmina, una startup española, asegurando que ha encontrado la solución con un nuevo diseño de muletas que no provocan dolor; detrás de esta startup hay varios nombres relacionados con la ingeniería, negocios, pero sobre todo, traumatología.

Según Kmina, el diseño de las muletas no ha variado en 4.000 años, y por eso creen que el diseño que han hecho realidad es tan importante para la medicina actual. Estas muletas tienen básicamente dos funciones especiales que las diferencian de las habituales.

Así funcionan las muletas que no causan dolor

Para empezar, el soporte del antebrazo no está recto, sino que tiene un ángulo de 30º para distribuir mejor nuestro peso por una zona más amplia, en vez de depender únicamente del soporte de la mano. La segunda pieza clave es el sistema de amortiguación, que es capaz de ayudarnos a soportar la presión.

Muletas diseñadas para evitar el dolor creadas en España

De esta manera, sus creadores aseguran que las muletas Kmina son capaces de repartir el peso de manera más uniforme, reduciendo la carga que sufren la mano y la muñeca en un 80%.

Además, podemos personalizar aspectos de las muletas dependiendo de nuestro cuerpo, desde su altura a la longitud del antebrazo, las correas de neopreno o el agarre intercambiable de la mano.

La campaña de Kickstarter de Kmina parece ir por buen ritmo, y en el momento de escribir estas líneas faltan 12 días para su finalización y han superado los 15.000 € recaudados (20.000 € son necesarios para que la campaña tenga éxito).

Podemos conseguir una muleta Kmina (o donarla a alguien necesitado) pagando 49 € en Kickstarter si nos damos prisa, aunque el precio normal es de 89 €; la entrega prevista es para marzo de 2017.

Fuente: Omicrono.com

Si quieres convertir tu proyecto en un caso de éxito
siéntate con nosotros y...