Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web acepta el uso de cookies; puede obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de cookies

El móvil supera por primera vez al ordenador para acceder a Internet

"El futuro ya está aquí". "Y los españoles 4.0 también". Esta es la terminología que ha empleado Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, para confirmar la rápida digitalización que se ha producido en nuestro país. Sus palabras las corroboran datos como que en sólo un año ha aumentado en un millón el número de personas que se conectan regularmente a Internet, que 22,2 millones de españoles acceden a la Red a diario; que España lidera el despliegue de fibra óptica en el hogar, con más de tres millones de clientes y que el 76% de las casas ya tenían cobertura 4G en el primer trimestre de 2015.

El móvil supera al ordenador en acceso a internet

Pero el rey de este futuro que ya se ha instalado en el presente es, sin duda, el teléfono móvil inteligente (smartphone). Así lo destaca el informe La Sociedad de la Información en España, que en su 16 edición -la última que lleva la firma del anterior presidente, César Alierta-, corona al móvil como el principal dispositivo a través del cual los españoles entran en Internet, con un 88,3% de usuarios, 5,9 puntos más que en 2014, y supera por primera vez al ordenador como puerta de acceso favorita, mientras que hace sólo un año estaban empatados. El ordenador baja tres puntos, hasta el 78,2%, y experimentan importantes subidas para este fin el televisor (incremento del 44%) y la videoconsola (subida del 32%).

"La revolución digital que estamos viviendo es única en la Historia. No había pasado antes. Y para adaptarnos a ella, la conectividad es básica", explica Gilpérez. En la misma línea se expresa Emilio Gilolmo, presidente de Telefónica España, para quien "la conectividad ha pasado de ser un fin a ser un medio para otras cosas". Y España no quiere quedar rezagada en esta carrera de conexiones, menos aún cuando, a nivel mundial, en 2015 se superó por primera vez la barrera de los 3.000 millones de internautas.

Además, España es líder en consumo de dispositivos como Smartphones, tabletas, libro electrónico o televisión inteligente, en relación a países como Reino Unido, Alemania, Argentina y Brasil.

El 78,7% de toda la población entre 16 y 74 años se conecta regularmente a Internet. ¿Para qué se entra en Internet? Pues el 81,5% para mirar el correo electrónico, el 78,6% para leer noticias, el 69,6% para buscar información y el 67,5% (el mayor crecimiento respecto al año anterior) para consumir películas, vídeos y música.

De los 'early adopters' a la 'breaking generation'

En relación a las redes sociales, su uso ha descendido 2,4 puntos, hasta situarse en el 67,1%. El documento de la Fundación Telefónica pone de relieve que "los jóvenes hacen un uso más racional de las redes sociales y se conectan a Internet para acceder a otros servicios distintos de la comunicación y el ocio".

Los niños de ahora aprenden a navegar por una tableta casi antes que a pasar páginas de un libro. Crecen disfrutando con las nuevas tecnologías y se interesan por cada novedad que sale al mercado, tienen smartphone y tabletas, no consideran complicado nada de Internet y son los primeros de su familia en adquirir nuevos dispositivos. Pues en España, el 15,8% de los internautas pertenece a ese grupo, frente al 14,6% de Brasil, al 14,1% de Reino Unido, el 10,5% de Alemania y el 10% de Argentina (lugares donde también opera Telefónica). Son los early adopters y el 26,1% de ellos utiliza Internet más de tres horas diarias.

El movil supera al ordenador en acceso a internet

Y, mientras ellos crecían y crecen navegando con soltura por la Red, muchos adultos se resistían a adentrarse en el mundo virtual. Es lo que se ha denominado la brecha digital, el abismo que separa a los padres de sus hijos en lo que a tecnología se refiere. Sin embargo, en este terreno el informe incluye una buena noticia. 2015 fue el año en el que más se redujo esta distancia generacional. El mayor aumento del uso de Internet se dio en la franja de edad que va de los 55 a los 64 años. Los internautas de este grupo supusieron el 61,4%, seis puntos más que en 2014. El salto es más grande aún cuando se compara con 2010, fecha en la que sólo tres de cada 10 adultos de esos años entraba a la Red. Son los miembros de la breaking generation, que no sólo se está adaptando al nuevo contexto tecnológico sino que, en determinadas actividades se sitúan incluso por encima de la media, como a la hora de operar con las Administraciones (46,7% de los internautas de estas edades frente al 46,5% del resto) o al realizar transacciones bancarias (46,5% frente al 46,2%).

La otra cara de la moneda es que mientras se reduce la brecha generacional aumenta la brecha de género. A partir de los 55 años, los hombres superan en 10 puntos a las mujeres en el uso de Internet.

Y uno de los mayores cambios en los hábitos de consumo digitales de los españoles es a la hora de ver la televisión. Se ha producido un incremento del 371% en el acceso al servicio de televisión a la carta. De hecho, la televisión bajo demanda gana adeptos. Sólo los eventos deportivos mantienen la preferencia del consumo lineal, pero éste ha caído en otros programas como las series. Por ejemplo, el consumo en streaming de Juego de Tronos cayó en un solo año del 51% al 22% en 2015.

En cuanto a las aplicaciones, diariamente se descargan 3,8 millones. La media de aplicaciones por dispositivo es de 30, aunque sólo se usan de forma activa 14. Su utilización en los móviles supera a la navegación, supone ya el 89% del total del tiempo que se utiliza el dispositivo.

La privacidad y las nuevas tendencias

El 82% de los internautas considera la privacidad como un valor a proteger. Un 43% de los usuarios desconecta la cámara o la tapa mientras está navegando por Internet. Y un 64,4% afirma haber sufrido algún problema de seguridad que le ha conllevado pérdida de información. Las mujeres dan más importancia a la privacidad que los hombres. El control de las fotografías y vídeos personales preocupa al 83% de mujeres frente al 71,3% de los varones y el control de los datos personales es del 87,2% para ellas y del 79,6% para los hombres.

El informe de Telefónica prevé que en los próximos 15 años se abre la era del Internet industrial, la utilización masiva del internet de las cosas en todos los sectores económicos, que supondrá una aportación al PIB español de entre 108.000 y 137.000 millones de dólares.

Por otro lado, la incorporación de la generación millennials y de las mujeres será fundamental para hacer frente al déficit de profesionales que demanda el mercado laboral de las Tecnologías. "Habrá una demanda de 1,3 millones de empleo en las TIC en 2020 que no se podrán cubrir sin los millennials", insiste Gilolmo.

Por último, prevé que el Big Data evolucionará haca el Smart Data y que el mundo virtual interaccionará más con el mundo real.

La amenaza de los bloqueadores de publicidad

Tanto el presidente de Telefónica España como el vicepresidente Ejecutivo de Fundación Telefónica se han mostrado preocupados por el aumento de internautas que recurren a los bloqueadores de publicidad.

El número de usuarios que se sirve de sistemas de bloqueo de publicidad ha crecido un 41% durante el último año. Es decir, 198 millones de internautas en todo el mundo los usan, lo que puede suponer un lucro cesante de 21.800 millones de dólares, según el informe.

"Se trata de una tendencia que cuestiona los pilares económicos de una parte muy importante del ecosistema de Internet [...] y puede condicionar el propio desarrollo de servicios y la evolución de Internet", recoge el documento.

Fuente: Elmundo.es

Si quieres convertir tu proyecto en un caso de éxito
siéntate con nosotros y...