Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web acepta el uso de cookies; puede obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de cookies

El año en que WhatsApp vio las orejas al lobo

El año en que WhatsApp vio las orejas al lobo

Al principal servicio de mensajería instantánea se le han multiplicado las alternativas que ponen el foco en la seguridad y privacidad, aunque ha seguido este 2013 conservando el trono

Uno de los logros de WhatsApp es haber sustituido las relaciones 2.0 por una filosofía por la que pelean incluso grandes como Facebook, que trata de colocar su servicio de messenger como la mejor alternativa a la mensajería instantánea que permite enviar mensajes gratis entre smartphones. Esa esa la cuestión, gratis, un concepto que atrae y anula conciencias. Por eso, no es de extrañar que cuando surgió la polémica sobre el cobro de la aplicación en la plataforma Android (en dispositivos iOS siempre fue de pago) más de uno se echó las manos a la cabeza rechazando la idea de desembolsar 0,89 céntimos de euro.

Pese a sus constantes problemas de conectividad, sus denuncias de falta de privacidad o la demostrable inseguridad de la herramienta, WhatsApp sigue estando muy arriba en el ranking de descargas. La razón, es posible, se debe al masivo uso por parte de los usuarios que rechazan cualquier aplicación en la que sus principales contactos no tengan actividad. Line, procedente de Japón, hizo un tremendo esfuerzo (económico) en publicidad tradicional (inundó de anuncios en televisión) y en comunicación, pero lo cierto es que tras el boom, su actividad al menos en España deja mucho que desear.

El año en que WhatsApp vio las orejas al lobo

La aplicación creada por Naver ya cuenta en su haber 300 millones de usuarios en todo el mundo, pero de ahí a tener permanencia dista gran trecho. Como mérito, el de poner contras las cuerdas a WhatsApp en un momento dado con su servicio divertido y repleto de "stickers" como claro negocio y el de ajustar su aplicación para ordenadores al margen de los "smartphones". Ha sido una de las "apps" con un mayor crecimiento en poco tiempo. Llegó a 100 millones en sus primeros 19 meses y necesitó solo seis meses más para generar otros 100 millones más de usuarios. "Nuestro objetivo es alcanzar 500 millones de usuarios en el 2014 y llevar Line a ser el servicio de comunicación líder en el mundo", señalaba Akira Morikawa, responsable de Line Corporation.

WeChat, con servicio de mensajería instantánea, servicio de mensaje de voz y videollamadas, nació en China en 2011 pero no ha sido hasta 2013 cuando comenzó su expansión internacional. Actualmente cuenta con más de 100 millones de usuarios fuera de las fronteras chinas y, según la consultora GlobalWebIndex, se sitúa en el quinto lugar aplicaciones más usadas en el mundo y la que más ha crecido en este periodo. "La tendencia mundial indica que cada vez más usuarios utilizan plataformas como la nuestra para consumir contenidos, comunicarse y mantener el contacto con sus seres queridos", aseguraba Poshu Yeung, vicepresidente de Tencent, empresa creadora de esta herramienta.

El año en que WhatsApp vio las orejas al lobo

Aunque nació oficialmente en febrero de 2012 no ha sido hasta este año cuando ha empezado a despuntar. Spotbros, creada íntegramente en España, se fue por el camino de la privacidad ofreciendo una aplicación segura y fiable que utilizan, actualmente, 1.300.000 millones de usuarios en España, todo un logro para esta salvaje jungla de apps de comunicación. "Queríamos unir la idea de WhatsApp y Dropbox en una solo aplicación de forma sencilla. Por ejemplo, si alguien ahora quiere enviar las 300 fotos de sus vacaciones tendría que enviarlas por partes a través de correo electrónico o utilizar un servicio como Wetransfer", consideraba Fernando Calvo, uno de sus fundadores, en una entrevista con este diario.

El año en que WhatsApp vio las orejas al lobo

Otra made in Spain llamada Woowos nació como freno a la falta de control de WhatsApp. Esta aplicación, entre sus ventajas se encuentra la posibilidad de borrar mensajes en el teléfono de destino. "Lo que consigue nuestra aplicación es que seas tú la única persona que controle los datos que envías para que nadie pueda acceder a ellos", describía Ignasi Casanovas, uno de sus creadores.

El año en que WhatsApp vio las orejas al lobo

Ni la llegada de BlackBerry Messenger a las plataformas iOS y Android ha conseguido derribar alguno de sus pilares, y eso que apuntó muy alto después de obtener más de 20 millones de descargas en su primera semana en las tiendas. También puso su foco en la seguridad y privacidad. Incluso Google, que no ha querido ser menos, decidió unificar todos sus servicios de chat ofreciendo los Hangouts, o Apple se lanzó por estos derroteros con iMessage, lanzado en 2012, pero que se desconoce su cifra total de usuarios.

Fuente

Si quieres convertir tu proyecto en un caso de éxito
siéntate con nosotros y...