Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web acepta el uso de cookies; puede obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra web en la sección de Política de cookies

Branding como concepto - El arte de ser diferentes - 1º Parte

Branding como concepto - El arte de ser diferentes

¿QUÉ ES O EN QUÉ CONSISTE?
Al proceso de construcción de una marca se le denomina Branding. Se trata de una pieza clave a través de la cual una empresa presenta a sus distintos públicos su propuesta de valor y conceptos relacionados con un modo de vida concreto, con una forma de sentir, vivir y pensar.

Es el cauce que hace posible que la visión que una organización tiene de sí misma sea percibida, comprendida y arraigada desde el exterior.

¿POR QUÉ ES NECESARIO?
Las marcas deben establecer una conexión emocional con el cliente. El Branding se dirige a los sentimientos, a los deseos más profundos, e intenta apoderarse de sus corazones.

Forma un vínculo temporal con el receptor, de manera que si los servicios que aporta la marca cumplen las expectativas, dicho vínculo se extiende en el tiempo, asociándolo a las sensaciones y emociones experimentadas durante dicha evaluación.

Hoy en día el branding tiene el poder de modificar y alinear estrategias de negocios; es increíble el valor que hoy en día ha tomado la marca.

Apostar por crear una marca con identidad propia es saber rodear esa marca de unos atributos y valores que pertenecen a la propia empresa, a su forma de hacer las cosas. Un intangible que nos permite competir en el largo plazo gracias a la fidelización que convierte a los clientes en los mejores apóstoles de nuestra marca. Ese es el objetivo último, que los clientes sean los principales vendedores de nuestra marca y nuestros productos.

El branding es mucho más que lanzar una campaña publicitaria o de promoción o cambiar el logo, el problema es alinear una coherencia de negocio de acuerdo a las marcas que se tienen, tal vez sea necesario lanzar una campaña publicitaria o de promoción o crear o cambiar el logo pero son consecuencias, mas no objetivos. El branding es un todo, la comunicación es una parte.

No consiste en vender simples productos sino crear imágenes en las mentes de las personas, la marca es la suma de las imágenes positivas y negativas que el consumidor puede recordar sobre algo específico. El branding es crear el mayor número de asociaciones positivas de un producto, un objeto o una marca.

Branding como concepto - El arte de ser diferentes

Hay tres aspectos fundamentales para el branding
A) Estructura genética de la marca: Es estudiar su código genético, lo que es diferente, entenderlo y presumirlo. La estructura genética de una marca es intentar describir en unas cuantas palabras los elementos de distinción y lo que puede hacer grande a una marca.

B) Información del mercado para un uso creativo: La investigación de mercados nos proporciona datos, percepciones y parámetros pero no soluciones, la investigación del mercado es una fotografía del pasado. La creatividad y el sentido común nos da marcas innovadoras y exitosas. El mercado habla sobre lo que conoce, no sobre lo que no conoce, y reducir el pensamiento creativo en aras de apelar a un denominador lo más amplio posible da como resultado el lanzamiento de marcas mediocres. Todo se basa sobre la percepción del consumidor. Si no hay creatividad y todo se reduce al denominador común amplio no se pasa de la mediocridad y no se añade nada a la marca.

C) Crear lazos emocionales duraderos: es el lograr que cuando piense en una marca se piense en un sinfín de emociones positivas, para crear vínculos emocionales hay que penetrar en la mente y el corazón, esto tiene que ver con factores emocionales y racionales.

Hoy en día el cliente tiene tantas alternativas de donde elegir que las empresas pagan caro cualquier error, es por eso que el consumidor se pregunta ¿Cómo elijo? Y es en esta parte donde se origina la primera etapa del branding en el posicionamiento, en la diferenciación de la marca frente a todas las demás, y es la diferenciación la que va a lograr que se venda o no un producto.

Todas las marcas hablan por el simple hecho de estar, se comunican, y aquí surge una pregunta: ¿Qué está comunicando mi marca? Es necesario saber si se está desperdiciando una oportunidad de comunicar lo que realmente se quiere, pues no todas las marcas hablan igual.

La diferenciación es posicionamiento, y el posicionamiento es la impresión que la marca quiere dar en la mente del consumidor y enfatiza los beneficios específicos del producto, de la categoría o de una idea.

Branding como concepto - El arte de ser diferentes

Si quieres convertir tu proyecto en un caso de éxito
siéntate con nosotros y...